• Mar. Sep 7th, 2021

Mujeres cuya vida es digna de llevar al cine

Ago 16, 2021
Mujeres españolas cuya vida es digna de llevar al cine

Dicen que la realidad supera la ficción, y así es en más ocasiones de las que pensamos. Te presentamos el top de mujeres españolas cuya vida es digna de llevar al cine.

Idoia López Riaño, «La Tigresa»

La primera mujer española cuya vida es digna de llevar al cine, es Idoia López Riaño. Ni al mejor guionista se le podría ocurrir semejante historia. Idoia lo tiene todo: de familia trabajadora, ambiciosa y una belleza sin igual que dejará un reguero de víctimas por su gran facilidad para apretar el gatillo durante los años más sangrientos de ETA.

Nacida un 18 de marzo de 1964, en San Sebastián. Su nombre real es María Irene. Fue uno de los miembros más destacados de la organización terrorista ETA.

Su frialdad para ejecutar (21 víctimas), su rebeldía dentro de la propia ETA y un físico arrebatador que no pasaba desapercibido en absoluto, han sido los factores más destacados de esta ex miembro de la organización terrorista. Entró en ETA a través de su primer novio, con el que se dedicaba también al atraco de sucursales bancarias. Su militancia comenzó con 19 años.

Perteneció a tres comandos distintos, y el que le dio la fama fue el comando Madrid, el más duro. Le gustaba la juerga, haciendo peligrar a sus compañeros de comando, que se veían obligados a mudarse a otro piso más seguro. Sus compañeros no sabían si había sido detenida o había terminado en la cama con alguien esa noche.

En septiembre de 1986 ETA obliga a la joven a dejar el comando Madrid por indisciplinada, y por su extrema facilidad para apretar el gatillo. No acataba las órdenes de los superiores y disparaba sin contemplaciones. Su afán de matar era más poderoso que sus deseos de agradar a los altos mandos superiores.

Idoia era muy diferente a cualquier otra mujer de la organización, su físico, el cuidado que daba a su imagen, y principalmente sus relaciones con miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

A raíz de un accidente de tráfico conoció a un agente de la Guardia Civil de Inchaurrondo, manteniendo varios meses de relación. Lo que jamás pasó por la imaginación del agente es que esa persona con la que tenía relaciones íntimas solía decir que cuando lo hacía con un guardia civil, le gustaba ponerse encima, y que durante el acto soñaba con agarrar el arma y pegarle un tiro en la cabeza.

En el 16 de noviembre de 1984 mató por primera vez, la víctima era un francés que era acusado de pertenecer al GAL. Desde la organización tenían que lograr el mayor número de bajas posible, pero sin llegar a los altos mandos. La propia Idoia decía que estaba en Madrid para matar generales, no simples guardias civiles.

Finalmente Idoia pasó varios años en prisión por todos sus asesinatos, tanto por tiroteo como por coches bomba. Actualmente está en libertad y se declara arrepentida y alejada de ETA.

Tania Varela Otero

La vida de esta abogada nacida un 17 de enero de 1974 en Cambados (Pontevedra), también tiene potencial como historia real digna de llevar al cine.

Una abogada brillante que pasó a terminar siendo la única mujer de la lista de buscados por la Europol. ¿Qué pasó para que la vida de Tania diera semejante giro inesperado? Enamorarse de David Perez Lago, hijastro de Laureano Oubiña e hijo de Ester Lago.

Marcha a Madrid y mantiene una relación sentimental con el letrado Alfonso Díaz Moñux, quién denuncia hasta en seis ocasiones que es objeto de amenazas de muerte y seguimientos. Las amenazas se cumplen al cabo del año. El abogado es ejecutado cuando estaba a punto de meter su vehículo en el garaje de su domicilio, en presencia de Tania, que estaba en el asiento de copiloto.

Tania consiguió huir de la justicia durante cinco años, para evitar la prisión que la condena a siete años por delito de narcotráfico. Durante esos cinco años es madre de una niña, y se hace llamar Claudia Vázquez.

Termina siendo detenida por los Mossos (policía autonómica catalana), mientras estaba con su hija en el parque. Alguien la había delatado. Durante el registro que se realizó en su presencia se encuentran unos apuntes en los que Tania pretendía fingir su muerte y cambiar de identidad.

Actualmente se encuentra en prisión cumpliendo condena, siendo estrechamente vigilada.

Según su mejor amigo, Tania es una trabajadora incansable, y que su relación sentimental con el hijastro del archiconocido narcotraficante Laureano Oubiña desencadenó todo lo demás.

Lucía Garrido

La historia de Lucía Garrido, es una historia triste por un final que Lucía conocía y temía. Digna es su historia de ser llevada a la gran pantalla. Lucía Garrido terminó asesinada a los 49 años. Su vida estaba tan llena de detalles en torno a su asesinato, que inspiró al periodista José Cabezas para escribir el libro «Matar a Lucía»

El asesinato de Lucía fue una muerte anunciada, era lo que sostenían sus más allegados, así como la propia víctima. Lucía estaba muerta en vida porque era consciente que más pronto que tarde la iban a matar. Pidió ayuda desesperadamente, pero se la denegaron, incluso en asociaciones de mujeres en las que dieron la espalda a la víctima.

Lucía fue hallada muerta flotando en la piscina de su casa de la finca de Los Naranjos de Alhaurín de la Torre. El cuerpo de la difunta presentaba signos evidentes de una muerte violenta y agónica durante horas. Unas circunstancias extrañas en las que el exmarido y dos miembros de la Guardia Civil estaban implicados.

El caso sigue a día de hoy sin resolverse. Un caso que destaca por la multitud de irregularidades y circunstancias turbias que rodean a su ex marido.

Ana María Cameno Antolín

Ana María es sin duda uno de los perfiles más interesantes para ser llevados al cine. Nacida en Burgos, pronto la capital burgalesa se le quedaría pequeña porque marcharía a Madrid.

Según la policía, se trata de la mayor narcotraficante de España. Su plan más ambicioso era montar el mayor laboratorio de cocaína de Europa. El laboratorio lo instala en una casa de campo, dotada con grandes medidas de seguridad, y con los mejores profesionales: electricistas, fontaneros, obreros… Todos los profesionales eran transportados a ciegas, con los ojos cubiertos.

A la burgalesa le pierde las firmas del lujo como Loewe, se gasta más de 60.000 euros en operaciones estéticas y miles de euros en ritos de santería cubana.

Se estrenó en su ciudad natal por tráfico de drogas con apenas 23 años. Era conocida por moverse en los ambientes del trapicheo a pequeña escala. Ana reconoce que padece bulimia nerviosa y la sentencia recoge que sufre trastorno del vestir, o síndrome de moda.

El mejor delincuente es el más paranoico

Ana marcha a Madrid, y toma todas las precauciones habidas y por haber.

Un móvil por contacto

Tenía un terminal por persona, llegando a acumular unos 470 teléfonos móviles para hablar con una persona en concreto. Solo tenía un contacto en cada teléfono, que los identificaba mediante pegatinas.

Chófer

Tenía un chófer que ni sabía donde vivía su propia jefa.

Muy trabajadora

Tiene un promedio aproximado de 20 reuniones diarias, y las cafeterías de Madrid son sus oficinas en las que cierra negocios.

Las debilidades de Ana

La santería cubana

Una gran debilidad de Ana María es la santería cubana, se deja hacer todo tipo de rituales para que sus negocios vayan viento en popa. Los ritos solían coincidir con la llegada de grandes alijos. Ana no repara en gastos, dejándose literalmente miles de euros.

Además de gastar a manos llenas en tiendas de lujo en la milla de oro madrileña, también gastaba elevadas sumas en tiendas de santería.

Lauro Sánchez Serrano

A Ana María Cameno le perdió la ambición y un hombre: Lauro Sánchez Serrano, también conocido como el Ruinas. Hasta ese momento Lauro era considerado como el líder de distribución en Madrid, también relacionado con el mundo de porteros de discoteca y el turbio mundo de la noche madrileña, también se le relaciona con la corrupción municipal sobre las licencias policiales.

Los policías reconocen que la admira y respetan, porque entre otras cosas, Ana María se caracteriza por ser muy trabajadora y muy responsable, e incluso los investigadores reconocen que los trabajadores que cocinan la coca, de tratarse de una actividad legal, cumplirían con creces todos los requisitos de seguridad laboral.

Los cocineros y el laboratorio

Son los cocineros, los químicos, se trata de cinco colombianos y un español. Son profesionales muy bien pagados, por la complejidad que requiere la manipulación de productos químicos, para obtener el producto final. El chalet contaba con 33 toneladas de productos químicos.

Para el laboratorio Ana no duda en pagar todo lo que haga falta: lámparas, microondas, empaquetador al vacío. «Hubieran cumplido hasta con las medidas de riesgos laborales» según afirma el Inspector jefe Brigada 32 UDYCO. Había ropa específica para los trabajadores, guantes y botas especiales,

María Ángeles Molina Fernández, Angie

Hija única, originaria de un pueblo pequeño de la provincia de Zaragoza. Se casó muy joven con un empresario al que conoció en Canarias durante unas vacaciones con amigas. Angie se casa muy joven con el empresario y dos años después tiene una niña.

Todo parecía perfecto, el cuento de la cenicienta pero Angie llevaba una doble vida, que le permitía obtener más dinero para pagarse los vicios y lujos que tanto le gustaba. Su matrimonio hace aguas porque el marido descubre la vida disoluta de la zaragozana, pero el divorcio no se produce por el supuesto suicidio del marido. Angie queda viuda al cargo de una niña y una cuantiosa herencia de unos 40 millones de pesetas, unos 240 mil euros de la época.

Angie regresa a la ciudad Condal gozando de un elevadísimo tren de vida que no podrá costearse por mucho tiempo. La adicción a las firmas de lujo y compras compulsivas llevan a Angie al extremo de hacerse pasar Ana Páez, una excompañera de trabajo. Pero no solo se hace pasar por Ana Páez para firmar préstamos de grandes cantidades, Angie sabe que Ana la puede descubrir en cualquier momento, por lo que decide liquidarla.

Gracias a las cámaras de los bancos y a los testimonios de los trabajadores de las sucursales, Angie es pillada, juzgada y condenada.

María Jesús Moreno Cantó , Maje, la viuda negra de Patraix

Conocida como la viuda de Patraix. Enfermera de profesión, es una mujer atractiva con gran capacidad de embaucar a terceros. Se casa a los 26 con un ingeniero de 35, ambos de Novelda (Alicante). Enamora a Salva, un trabajador del hospital al que manipula convenciéndole de la supuesta mala vida que le da el marido. Salva termina asesinando al marido de lo enamorado, y manipulado que estaba de Maje.

El asesinato se produce en el garaje de la vivienda. Salva mata al marido de Maje con seis cuchilladas en el pecho. A partir de este crimen, se investiga y se destapa la doble vida de Maje.

Aunque Maje no fue la autora material, fue la responsable intelectual del crimen. Toda una vida basada en mentiras en las que Maje llega a tener hasta cinco amantes, y dice no estar feliz en su matrimonio. Salva no era el único amante, los otros cuatro amantes: un fisioterapeuta, un publicista, un enfermero y un guardia urbano. Fueron muchos los que pensaron que Maje era realmente una mujer maltratada. Maje convenció a Salva de ser maltratada a manos de Antonio, siendo lo que hizo a Salva decidir acabar con la vida del ingeniero.

Maje relató la mala relación con Antonio, y da información e instrucciones a Salvador para realizar el crimen perfecto. Durante el juicio Maje lo negó todo, pero Salva declaró su culpabilidad.

Salva reconoce que estaba enamorado de Maje, llegando incluso a intercambiar cartas. Maje salía con su entonces futuro marido, y Salva estaba casado. Su relación en el hospital era muy discreta precisamente porque Salva estaba casado y la mujer trabajaba en el mismo hospital.

Según los testimonios de los vecinos, compañeros de trabajo de Salva, el auxiliar era una persona muy tranquila y muy buena persona. Hasta la mujer de Salva a pesar de su situación habla bien del auxiliar de enfermería.

El móvil del crímen era que Maje cobraría un seguro de vida en caso de quedarse viuda. De no ser por el asesinato, Maje cobraría en primer lugar, algo más de 40.000 euros del seguro, el 52% de la nómina del ingeniero en concepto de pensión de viudedad, y el 20% de la vivienda al casarse en régimen de separación de bienes, además del usufructo de la vivienda de por vida.

Por el momento Maje ha tenido que devolver todo el dinero que ha cobrado hasta que ha sido detenida.

Maje y Salva terminaron entre rejas. Mientras a Salva no se le ha conocido ninguna relación sentimental más, Maje ha tenido varias dentro de las instalaciones carcelarias. Él de auxiliar de biblioteca y ella en el servicio de comedor con las reclusas peligrosas.

Ana María Bea, Mercedes Chivite, la falsa hija del rey

Nadie desconfiaría de alguien con parálisis cerebral y aspecto vulnerable, de eso se valía Ana María para embaucar a sus víctimas.

Nace en Citruénigo, un pueblo navarro de 8.000 habitantes. Según un vecino de Citruénigo que es padre de una excompañera de colegio de Ana María, la estafadora sufrió una meningitis siendo muy niña. El vecino recuerda a Ana María Bea como una «gusparra», que significa mala mujer. El padre de la excompañera de colegio de Ana María, ella siempre quería enredar a la gente en todo.

Se casó con su tío-abuelo para tener paga al fallecer. Su tío-abuelo es un excombatiente del bando nacional, que perdió el 90% de su visión en la Guerra Civil española. Es declarado «mutilado permanente», recibiendo una pensión vitalicia de 1.800 euros al mes.

Durante dos décadas se hace pasar por una hija ilegítima del rey emérito. Ofrecía viviendas a un precio muy por debajo de su valor en mercado, pidiendo al comprador una señal para reservar. Una vez que obtenía el dinero de la señal desaparecía. Se calcula que ha estafado unos cuatro millones de euros y aproximadamente a más de cien familias.

Sin duda, todas y cada una de ellas por circunstancias o por maldad, fueron protagonistas de una vida digna de ser llevada al cine. Muchas de ellas, más próximas a la fantasía pero siguen siendo reales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *