• Vie. Jun 18th, 2021

Micky Molina la lía parda en Ibiza y acaba detenido

Abr 2, 2021
Micky Molina la lía parda

¿Qué ha pasado?

Micky Molina se encontraba en el aeropuerto de Ibiza con la intención de regresar a su domicilio habitual. El actor ha sido detenido por alteración grave del orden público. Los hechos sucedieron este miércoles santo, a las 22:00 horas, al desobedecer las órdenes de los agentes de la Guardia Civil. El incumplimiento de la normativa anticovid fue el principal problema de todo.

La detención ha sido confirmada este jueves por la OPC (Oficina Periférica de Comunicación) de la Guardia Civil balear. Las fuentes de la Guardia Civil no han especificado más. Pero según testigos presenciales, el actor discutió con los agentes.

Otros problemas de Micky Molina con la Ley en Ibiza

El ex marido de Lydia Bosch ha sido imputado de los siguientes delitos por la Guardia Civil: resistencia a la autoridad y desobediencia grave.

El pasado vuelve al volante…

Una niña atropellada

Sucedió en el primer día de agosto de 2019, un accidente con una menor de nueve años en el aparcamiento de un restaurante ibicenco. Miguel Ángel Molina comenzó a maniobrar sin darse cuenta que, en el vehículo de al lado, salía una niña acompañada por sus familiares. Se le practicaron dos pruebas de alcoholemia, ambas arrojaron el mismo resultado: positivo. Finalmente, Micky Molina no fue detenido, pero sí investigado por un delito contra la seguridad vial.

Los familiares de la menor defendieron al actor con un comunicado  «no pudo evitar que el vehículo se desplazara ligeramente hacia adelante tocando levemente a la niña, la cual, al ver que el coche se iba hacia ella, se echó al suelo, causándose como consecuencia algunos arañazos en las rodillas al rozar con arena y asfalto». Según expresaron los padres de la niña, «Miguel nos pidió reiteradas veces perdón muy compungido y tras el incidente se ha puesto en contacto con nosotros cada día para interesarse por el estado de la niña, pidiendo constantemente disculpas y lamentando lo sucedido» .

Letrado Luis Romero

No es para menos, porque aunque la niña no sufrió fracturas y todo se quedó en un susto, Miguel Ángel Molina se jugaba la friolera de hasta 4 años de prisión. Según el letrado Luis Romero, que representó en su día a la familia Parra por el accidente del ex torero Ortega Cano, en declaraciones a La Razón “El señor Molina se enfrenta a dos delitos: uno contra la seguridad del tráfico y otro de lesiones por imprudencia, con penas que oscilan entre 1 y 4 años de prisión. Además, se le podría retirar el carné de conducir entre 3 y 6 años”.

El letrado Romero apostilla: “A esto hay que sumar la multa y la indemnización. Con este tipo de accidentes, el seguro del coche del actor deja de tener cobertura. Será el señor Molina el que, si es declarado culpable, se haga cargo de todo. Entre dichos gastos se incluirían los médicos, la rehabilitación y, Dios no lo quiera, las posibles secuelas que le queden a la pequeña. De hecho, aunque la familia de la niña no quisiera denunciar, la causa contra él seguiría adelante porque es un delito público

Un ciudadano británico agresivo

A mediados de 2004, Miguel Ángel sufre otro accidente, en este caso, estrellándose contra el vehículo de un ciudadano británico. Tras la colisión, se vivió una tensa discusión que terminó con Molina agredido por el británico con un objeto punzante, provocándole una gran herida en la mano derecha al actor.

Miguel Molina es condenado por la Audiencia Provincial de Palma a pagar una multa de doce meses, a razón de seis euros diarios, así como una indemnización de 2.625,92 euros a Robert Patrick. Por otro lado, el británico también es condenado a un año y nueve meses de prisión por un delito de lesiones contra Molina, a quien además deberá pagar 5.140 euros en concepto de responsabilidad civil.

Sin duda fue uno de los episodios más angustiosos de la vida del actor. Terminó con cicatrices y no pudo terminar su película “Sinfonía de Ilegales”, debido a que las manos del pianista al que Micky daba vida, tuvieron que ser dobladas.

¿Por qué estos incidentes en Ibiza?

Micky Molina vive gran parte del año en la isla, donde su familia posee una vivienda.

Del aeropuerto de Ibiza a los juzgados

Tras la bronca con los agentes de la autoridad, ha pasado la noche en las dependencias de la Guardia Civil de Ibiza. Por la mañana del día siguiente ha pasado a disposición judicial, para un juicio rápido.

Finalmente, Miguel Ángel Molina ha quedado en libertad tras comparecer ante el juez de guardia. Está a la espera de ser citado para un juicio por delito leve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *