• Lun. Sep 13th, 2021

Britney Spears quiere poner fin a su tutela legal

Jun 25, 2021
Britney Spears quiere poner fin a su tutela legal

Tras mucho tiempo, la artista da un paso al frente. La cantante Britney Spears quiere recuperar su libertad, por lo que pide al juzgado el fin a su tutela legal.

El caldo de cultivo perfecto

Quizás la historia de Britney Spears sea una historia más de tantas otras similares como la suya, pero con grandes diferencias. Jamás en la historia alguien incapacitado era una persona famosa, ni que siguiera trabajando sin parar, y mucho menos que generara literalmente millones de dólares al año.

Famosa desde pequeña, era conocida por ser una niña con talento a la hora de cantar. Es fácil ver en Internet a una Britney Spears años antes de la adolescencia. El público se rendía a sus pies. ¿Cómo es posible que esa niña pequeña tuviera semejante poderío en sus cuerdas vocales?

Desde bien joven Britney fue la gallina de los huevos de oro para su familia. Gracias a ella comía mucha gente, empezando por sus propios padres que terminaron separados, y posteriormente divorciados. En España ha pasado con grandes artistas y estrellas, en el momento en el que un miembro destaca y mete cabeza en el mundo de la fama, el resto va detrás. Hay muchos ejemplos españoles que lo ilustran: Jesulín de Ubrique, Isabel Pantoja o la mismísima Rocío Jurado, que en paz descanse y que era no llamada en vano La más grande.

En 1997 alcanzó la fama internacional, llegando incluso a participar en la mítica serie de Telecinco Médico de familia. Todos enloquecían con Britney, era el modelo de hija perfecta. Guapa a rabiar, estilosa, cantaba como los ángeles… como dirían las abuelas ¡es un buen partido!

Por méritos propios fue coronada con el título La princesa del pop, porque Madonna es, y sigue siendo La reina del pop, ya que a día de hoy dando caña en listas y escenarios desde principios de los 80.

A los 23 años, su nombre se grabó en el paseo de la fama de Hollywood. Una carrera meteórica gestada desde la niñez, como si de un atleta olímpico se tratara.

Terminó fatal con su primer novio Justin Timberlake, quién no dudó en victimizarse y en hundir a Britney de forma pública. Pasó de ser un secundario, un miembro de la boyband nsync, a ser conocido por todo el mundo, dejando de ser el novio de Britney a ser Justin Timberlake. El videoclip Cry me a river no deja lugar a dudas, usando a una figurante con un físico muy similar a la princesa del pop.

Boda relámpago

No sabemos si producto de la ira, o del despecho o de qué, Britney se casó con un amigo de la adolescencia, pero se divorciaron enseguida. No obstante, cabe decir que se separaron en buenos términos y el exmarido jamás se pronunció en público. Pero a nadie le cabe la menor duda que las cadenas le habrían ofrecido cifras obscenas para hablar intimidades de la cantante.

Escoger incorrectamente a la persona con la que se tiene hijos

Tiempo después se embarazó del bailarín Kevin Federline, con quién tuvo dos hijos. Kevin ya tenía dos hijos con una pareja anterior, y se casó con Britney. El abuelo de Britney llegó a acusar abiertamente al bailarín de ser un interesado, puesto que Federline no tenía la custodia de sus dos primeros hijos, pero sí pedía la de los dos hijos de Britney.

Si hay algo que tienen muy presente muchos abogados matrimonialistas, es que el problema verdadero, no es con quién te casas, es con quién tienes hijos. Todos conocemos nombres de personas que se hicieron hueco en el mundo de la fama, asegurándose el futuro por tener un hijo con un famoso.

Amistades peligrosas

El principio de su tutela legal, se gestaba a pasos agigantados con sus amigas de juergas. El denominador común era la fama y dinero casi inagotable que gastaban en fiestas, cochazos y sustancias.

Por aquél entonces Britney compartía juergas con Lindsay Lohan, y la heredera millonaria desheredada Paris Hilton. Si el dicho popular reza díme con quién vas y te diré quién eres, en el caso de las amistades de Britney se cumplía de lleno. París Hilton llegó a ser ingresada en la cárcel por conducir bajo los efectos del alcohol y sin el carné, al igual que su amiga Lindsay Lohan. Eran por aquel entonces el trío calavera del famoseo.

París Hilton fue condenada en el 2007 a 45 días de prisión, Lindsaya Lohan fue enlazando sanciones y condenas.

Su primera se materializó en 2010, cuando se le condenó a pasar 90 días en la cárcel por violar los términos de su libertad condicional, impuesta tres años antes, por conducir bajo los efectos del alcohol y por posesión de cierta sustancia que se suele consumir por vía nasal.

Rapado al cero

Britney llevaba un tiempo caótico. Pelea por la custodia de sus hijos, amistades poco recomendables que culminaron en raparse públicamente la cabeza al cero en febrero del 2007. Días después, perdería la custodia de sus dos hijos, siendo cedida a Kevin Federline.

Ante la estuperfacción de los profesionales de la peluquería Briteny Empuñó la maquinilla, eliminando su melena oxigenada para liarse literalmente a paragüazos con los paparazzis.

Según se dice, se comenta, se rumorea, al parecer en plena pelea legal por la custodia de los hijos, Kevin Federline se agarraría a acusarla de consumir ciertos estupefacientes. Muchos de ellos no se eliminan con facilidad, permaneciendo en el organismo durante mucho tiempo, incluso en el pelo. Supuestamente, ante el temor de perder a sus hijos, para eliminar la prueba Britney tomó la decisión de raparse la cabeza.

2008 peor que la cárcel

Ante el comportamiento errático de la cantante en los últimos años, tras malas decisiones, el padre de la cantante solicitó la tutela de su hija.

En lugar de proteger a Britney, mandar a la cantante a rehabilitación y tomar un tiempo para descansar y cambiar de aires y de amistades, Britney es dependiente absoluta de las decisiones de su padre.

En un primer momento la cantante no se negó para prevenir la pérdida de la fortuna que había amasado desde la niñez. Britney llevaba una vida desordenada. También cabe recordar que en ciertos ambientes y entornos, el consumo de ciertas sustancias e incluso adicciones por parte de los miembros que la forman. Britney no era la excepción, pues se inició a los 15 años fuera del control familiar.

Traicionada por su propia madre

Todo esto no había hecho más que estallar, pero era algo que llevaba tiempo cociéndose e iba a estar en plena ebullición gracias a la madre de Britney. La propia madre relató que su hija se embriagaba con bebidas espirituosas a los 13, a los 14 perdió la virginidad y a los 15 consumía sustancias ilegales. Sí, la princesa del pop perdió la virginidad a los 14, con su entonces novio, un futbolista de 18.

Lo más curioso es que la madre le permitía dormir con Justin Timberlake. Lo curioso es que el cantante y actor, en unas declaraciones públicas dijo que había desvirgado a la princesa del pop.

No obstante la madre de Britney se lamentó de haber dado el control de la carrera de su hija a representantes y permitió ser promovida, desde sus primeros videos y a tan corta edad, como un objeto sexual.

Para Lynne Spears, la vida caótica y desordenada que su hija experimentó en la adolescencia como una estrella del pop, es la raíz de sus actuales problemas. Así lo reconoció en sus memorias, publicadas en el 2008.

Ahora viene la pregunta del millón: si la madre era conocedora de todo lo que le pasaba a su hija. ¿Por qué no la protegió y la apartó del mundo? ¿O es que estando separada de su marido, quién tiene la niña, tiene más dinero y por eso no le ponía freno?

Perder el control de la vida

Cuando se pide la incapacidad para una persona adulta, se hace en casos de discapacidad intelectual, trastornos psiquiátricos, y demencia senil en edades avanzadas.

Y se nombran tutores legales en los casos anteriormente expuestos y cuando se trata de menores de edad. ¿Le habría pasado esto a Britney Spears en España? A muchos nos viene a la mente el primogénito de la tonadillera, que según él mismo confesó le plantaron en la mesa ofertas muy jugosas, con unas cantidades escalofriantes de dinero. Llegando a fundirse el dinero por vía nasal.

Pero si una persona está incapacitada, ¿desde cuando una persona incapacitada puede trabajar tanto y tan seguido?. ¿Desde cuando una persona incapacitada que literalmente genera millones de dólares al año necesita un tutor?

Sin duda Britney ha jugado demasiado joven en un mundo de adultos por culpa de la pasividad de sus padres. Gracias a la niña, entraba dinero a raudales en casa. ¿Qué cosa mala podía pasar? Los propios padres, por interés, desconocimiento o irresponsabilidad, dejaron a su propia hija a los pies de los caballos, cediendo su control a terceras personas.

De lo que no cabe la menor duda, es que Britney se desahoga a través de la música, puesto que muchas de sus canciones son autobiográficas. Una de las más aclamadas y recordadas es Piece of me.

Jamás una persona incapacitada había sido tan rentable

A pesar de estar legalmente incapacitada, siendo su padre el que controla todos y cada uno de los aspectos de su vida, sigue trabajando y generando millones de dólares.

Legalmente no se le permite conducir, pasear sola, ver a sus hijos, pasear, ir de compras, hasta su útero es controlado por su padre, porque ni se le permite casarse con su actual novio, y mucho menos tener hijos.

Britney quiere recuperar su independencia económica, tiene que ser frustrante y psicológicamente demoledor no poder escoger nada. Sería como volver a la adolescencia, en el que para comprarte unos pantalones, o lo que sea, tienes que dar explicaciones a tus progenitores.

Una máquina de hacer dinero

Britney no ha parado de trabajar, hasta el punto que una de las personas que trabajó con ella en sus peores tiempos reconocía que era muy trabajadora y que siempre cumplía con sus compromisos profesionales.

Desde su incapacitación para llevar las riendas de su vida, ha producido unos beneficios espectaculares: ha grabado cuatro discos, ha actuado durante cuatro años en un casino de Las Vegass, ha sido un miembro más del jurado en un programa de selección de talentos musicales… Según Forbes, Britney Spears fue la cantante mejor pagada del año 2012, con unos ingresos estimados de unos 58 millones de dólares.

Hasta su propia madre, no se explica cómo alguien con una salud mental tan dañada hasta el punto de ser inhabilitado para llevar las riendas de su propia vida, ha podido tener una vida laboral tan larga y rentable.

Y todo ello, a pesar de haber sido ingresada en varias ocasiones en centros de salud mental. ¿El motivo? Haber salido a tomar una hamburguesa con su novio sin pedir permiso en el 2019.

Los hijos de Britney Spears se quejan de su abuelo

Así es, los hijos de la cantante manifestaron a través de su cuenta de Instagram de su desacuerdo con su abuelo materno.

Ya son dos adolescentes con todas las de la ley, y por el momento viven en el domicilio paterno y son absolutamente conscientes del movimiento #freebritney.

Tan mala es la relación que el padre de los hijos de Britney pidió una orden de alejamiento contra el padre de Britney, y el hecho es que el juez se la concedió.

Con la que sí que mantienen contacto es con su abuela materna, gracias a ella saben de su madre.

Justin Timberlake se disculpa públicamente

En febrero de 2021 su exnovio Justin Timberlake emitía un comunicado a través de su cuenta de Instagram.

Tras la emisión de un documental en el que se señala al cantante, actor y compositor como uno de los responsables del descenso de Britney a los infiernos.

Así comenzaba Justin Timberlake su discurso para disculparse: “He visto todos los mensajes, las etiquetas, los comentarios y las preguntas y quiero responder. Lamento profundamente los momentos de mi vida en los que mis acciones contribuyeron a hacer más grande este problema. Los momentos en los que no hablé cuando debía y no defendí lo que era correcto. Entiendo que me quedé corto y que me beneficié muchas veces de un sistema que aprueba la misoginia y el racismo”.

“Específicamente quiero disculparme con Britney Spears y Janet Jackson, a ambas de manera individual, porque me preocupo por estas mujeres y las respeto y sé que les fallé. También me siento obligado a responder, en parte, porque todos los involucrados merecen algo mejor. Lo que es más importante, porque esta es una conversación más amplia de la que deseo de todo corazón formar parte y crecer”.

“Esta industria tiene grandes fallos. Prepara a los hombres, especialmente a los blancos, para el éxito. Está diseñada de esta manera. Y como hombre en una posición privilegiada, tengo que hablar sobre esto. Debido a mi propia ignorancia no pude reconocer ese problema aunque estaba muy presente en mi vida. Por eso ahora no quiero volver a beneficiarme de que otras personas sean canceladas”.

Concluye de esta manera: “No he sido perfecto lidiando con esta problemática a lo largo de mi carrera. Sé que esta disculpa es un primer paso y no me absuelve del pasado. Pero aún así quiero asumir la responsabilidad por mis propios errores, así como ser parte de un nuevo mundo que eleva y apoya. Me preocupo profundamente por el bienestar de las personas que amo y he amado. Puedo hacerlo mejor y lo haré mejor”.

No sabemos si Britney Spears ha recuperado la fe en su ex novio, pero el hecho sus disculpas juegan a su favor.

Britney Spears pide al juzgado el fin de su tutela legal

Britney Spears quiere recuperar su libertad, por lo que pide al juzgado el fin de su tutela legal. Desde 2008 su padre es su tutor legal, una figura legal que la cantante considera «abusiva y absurda». Britney considera que algunos de los miembros implicados en su tutela deberían estar en la cárcel, empezando por su padre.

«Esta tutela está pagando el sueldo de mucha gente«, así de contundente se mostraba Britney en su declaración al juzgado para intentar recuperar su autonomía.

Según las declaraciones recogidas por Reuters «Sólo quiero recuperar mi vida… no estoy aquí para ser la esclava de nadie». «Estoy traumatizada. No soy feliz, no puedo dormir», «Estoy muy enfadada y lloro todos los días».

Se trata de la primera vez que se opone públicamente a la tutela legal. La tutela fue dictaminada por el Estado de California en el 2008.

Britney manifiesta públicamente su desacuerdo

«No tiene sentido que una persona bajo una tutela legal gane dinero», así de tajante se manifestó Britney, deseando acabar con la tutela y negándose a ser evaluada por desconocidos.

Sin embargo, su abogado, Samuel Ingham, no formalizó esa petición ante el tribunal y las dos partes volverán a reunirse en una fecha aún por fijar. «Quiero mi vida de nuevo, basta ya», imploró la estrella.

La cantante describió su vida durante estos 13 años como un secuestro, debido a que no tiene libertad para tratar con los medios, conceder entrevistas, gestionar sus gastos, elegir los colores de los muebles, casarse e incluso tener hijos. «Tengo un DIU (dispositivo intrauterino) en mi cuerpo en este momento que no me deja tener un bebé, y mis tutores no me dejan ir al médico para que me lo retire«.

Britney confesó que en su última declaración en sede judicial, en 2019, no se sintió escuchada y pensó entonces que «nadie la creería» y que se reirían de ella. «Me gustaría demandar a mi familia y compartir mi historia con el mundo», añadió.

Por su parte, el equipo legal de su padre, Jamie Spears, se negó a responder al testimonio de Spears para «preservar su privacidad» y no sacar a la luz «detalles de su estado de salud» en una audiencia pública y con presencia de periodistas.

Tanto el dinero como asuntos personales de Britney han sido administrados en gran medida por Jamie Spears, lo que llevó a miles de fanáticos a lanzar en los últimos años la campaña en línea #FreeBritney.

Spears rara vez ha hablado directamente sobre el tema en todos estos años, pero ha podido dirigirse a la juez Brenda Penny. «Britney quiere dirigirse a la corte directamente», dijo su abogado Samuel Ingham en abril, sin especificar los motivos detrás de la petición de su representada.

La cantante presentó una solicitud en el 2020 para excluir a su padre de la tutela y dar el poder exclusivo sobre su patrimonio a una institución financiera. Su abogado designado por el tribunal declaró que ella tenía «miedo» de su padre.

No es para menos el temor que tiene la cantante a su progenitor que controla todos y cada uno de los aspectos de su vida. Su tutela legal es un caso que sin duda da y dará qué hablar durante los próximos años.

No sabemos si conseguirá o no el fin de su tutela legal, pero dará lugar a muchas cosas. Su tutela legal da para hablar sobre Derecho, Derechos Humanos, Psicología, Pedagogía. Seguro que hemos presenciado una forma sofisticada de esclavitud moderna muy rentable.

¿Podrá Britney poner fin a su tutela legal? Por el momento, contra su tutela legal hay numerosos movimientos de fans y personajes públicos que la apoyan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *