• Mar. Sep 7th, 2021

Arancha Sánchez Vicario sigue casada con su marido

Mar 30, 2021
Arancha Sánchez Vicario sigue casada por orden de un juez

La Audiencia Provincial de Barcelona ha estimado el recurso de Arancha Sánchez Vicario contra la resolución de divorcio  dictada en marzo de 2019 por el Juzgado Nº2 de Espluges de Llobregat, determinando que la justicia española carece de competencia. De manera que cualquier acción legal se remite a la corte del condado de Miami, por lo que la tenista española más brillante de los 90 sigue casada.

Según el letrado Don Ramón Tamborero, en sus declaraciones a La Vanguardia: “Se trata de una cuestión de litispendencia muy clara. El proceso fue iniciado en Miami y aunque luego la parte contraria lo trasladó a España, siempre entendimos que debería resolverse allí, el lugar donde vive la todavía pareja desde hace casi nueve años”.

Más vale prevenir que curar

La ex tenista, para evitar cualquier intento de convertir la noticia en una fuente constante de noticias confusas y culegrones, ha emitido un comunicado redactado por el bufete de Ramón Tamborero. “Siempre he creído en la justicia. Siempre he respetado las sentencias y lo seguiré haciendo en el futuro, aunque en ocasiones es difícil abstraerse de las noticias que se publican en prensa. Por ello, este será el único comunicado que se hará. En consecuencia, toda cita a mis allegados que se haga en adelante, carecerá de veracidad”.

A pesar de ser muy probable el recurso ante el Tribunal Supremo, el bufet de Ramón Tamborero ha conseguido un gran logro, dando una vuelta de tuerca inesperada a la vida personal de su defendida: tanto el público como los medios de comunicación consideraban a Santacana como “el ex marido de Arantxa”, la justicia ha demostrado que no es así.

Según lo que dicte el Tribunal Supremo, en caso de ser la misma respuesta que la Audiencia Provincial,  el proceso de divorcio debe partir desde cero en Miami. Esto se debe que en Miami hay otro conflicto anexo al matrimonio: la pensión de alimentos de los dos hijos en común de la pareja, aspecto aún por determinar. Si un divorcio puede tener cierta dificultad, en los casos de matrimonios con hijos en común, se complica mucho más.

Dinero, mucho dinero

A la ex tenista le conviene arreglar en fin de su matrimonio en Miami, por resolver el paradero del gran patrimonio económico. Arantxa siempre ha sostenido que está prácticamente arruinada, demanera que, en caso de aparecer bienes, acciones o cualquier otro valor convertible es muy probable que sea en Miami.

Me retiro para conquistar mi libertad

Unas palabras inquietantes realizadas por Arantxa en una rueda de prensa para anunciar su retiro de las pistas, tan impactantes como analizadas. Los progenitores controlaban todas sus acciones e ingresos. De hecho, los padres abandonaron sus respectivos trabajos (ingeniero él y maestra ella) para centrarse en la gestión del creciente patrimonio de su hija.

Después  de toparse con numerosas trabas para conocer su situación económica real y tras consultarlo con asesores financieros, Arantxa descubrió que existían numerosas irregularidades.

Para añadir más dificultad a la situación, Hacienda le exigía 1,7 millones de uros por impago durante los ejercicios fiscales de 1989 y 1993, periodo en el que sus padres gestionaban sus ganancias. De manera que, una vez obtenida toda la información y documentación que necesitaba, interpuso dos demandas contra sus padres por posible gestión fraudulenta de su fortuna.

Santacana y la familia de la novia

Boda de Arancha Sánchez Vicario

Quizás este matrimonio es una de tantas crónicas de un divorcio anunciado. Lo predijo en su día Nuria Jiménez, ex pareja de Santacana. Nuria apareció en Sálvame Deluxe, allá por el 2012 y sus declaraciones fueron más que contundentes:  “Le va a engañar y le va a quitar todo. Las cosas caerán por su propio peso”

Si Arantxa ya estaba en el punto de mira de Hacienda, su situación se agravó debido a la sospechas de numerosos miembros de la familia de las supuestas malas intenciones de Santacana. La sospechas de la familia de Arantxa se basaban en que Josep Santacana no tenía trabajo conocido, ni ingresos, solo acumulaba deudas y problemas con una expareja. Arancha Sánchez Vicario desconfiaba de su familia por la gestión de su patrimonio, solo confiaba en su marido. La ex deportista confiaba tanto en su marido, hasta el punto de otorgarle el poder absoluto de la gestión de su fortuna, sufriendo a día de hoy sus consecuencias.

Método 3

El entorno familiar de Arancha Sánchez Vicario tenía desde el principio indicios para sospechar de las supuestas malas intenciones del futuro miembro de la familia. Los Sánchez Vicario encargaron a la agencia de detectives barcelonesa, Método 3, un informe sobre Santacana. El medio Look de Ok Diario ha tenido acceso a dicho informe.  Los detectives encontraron un reguero de deudas que no correspondían con una persona tan joven, Santacana tenía 32 años en el 2008. Según el medio Look, de Ok Diario se puede deducir que: “Josep era un tramposo de manual, el típico perfil de estafador cuyo futuro parece ya escrito.”

Una vida muy dura

Después de sendas demandas interpuestas por sus progenitores, situación que se agravó todavía más tras el fallecimiento del padre. Quizás en ese momento o quizás antes, se produjo el caldo de cultivo perfecto para su situación personal actual. Alejada de su familia, pasa de estar bajo supervisión constante de acciones e ingresos,  rodeada de gente que está con ella por puro interés. Si todo lo mencionado ya es para preocuparse, solo falta para rematar un sujeto sin escrúpulos que la sepa embaucar.

Todo proceso de divorcio es complicado, que se puede complicar más cuando se realiza entre dos países y si todavía más hay hijos menores en común. Ahora, es el momento en el que Arancha Sánchez Vicario debe poner toda la carne en el asador para ganar el torneo más importante de su vida: sus dos hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *